Blefaroplastia: respuesta a las preguntas más comunes

Si tienes los párpados caídos y bolsas bajo los ojos, te interesará saber sobre la blefaroplastia: procedimiento que te hará lucir una mirada más joven y renovada. ¡Sigue leyendo! 

A medida que envejecemos es normal que la piel que rodea los ojos, que es bastante sensible, se estire y que los músculos que sostienen el párpado se debiliten. Debido a esto se genera una flacidez que provoca que el párpado se caiga. En algunos casos el párpado caído obstruye la visión lateral (visión periférica), especialmente en las partes superior y externa del campo visual.

Por otro lado, las bolsitas bajo los ojos es otra causa del paso de los años, por lo general se trata de una acumulación de exceso de grasa. ¡Ojo! Que si bien suelen aparecer por el envejecimiento, razones como: la genética, la falta de sueño, el estrés, la sobreexposición al sol, la mala alimentación y la disfunción de la tiroides también pueden generarlas a temprana edad. 

Es cierto que cuando tienes los párpados caídos, bolsas bajo los ojos- o ambos- tu mirada luce cansada, triste y te hace aparentar más edad. Por eso, si te ves constantemente como si estuvieras cansada sin estarlo, y además de ello sientes un peso en el ojo o que tienes un bloque en medio que no te deja ver bien, conoce la blefaroplastia. 

¿Qué es la blefaroplastia? 

La blefaroplastia -también conocida como la cirugía de párpados– es un procedimiento quirúrgico que se realiza para corregir los párpados caídos y las bolsitas bajo los ojos, es decir que, elimina el exceso de piel y de grasa.

Esta cirugía es bastante sencilla, se realiza con anestesia local y no requiere hospitalización. Por lo general, tarda entre 1 y 2 horas aproximadamente, pero dependiendo de la complejidad puede durar un poco más. 

¿Cómo se realiza la cirugía de párpados?

En líneas resumidas la cirugía de párpados se hace de esta manera: 

  • Como es una cirugía ambulatoria, el cirujano inyecta anestesia alrededor del ojo con el fin de insensibilizar la zona, por lo tanto el paciente no siente dolor, aunque estará despierto durante el procedimiento. 
  • El cirujano hace pequeños cortes en los pliegues naturales de los párpados. En el caso del párpado inferior, el corte suele ir justo debajo de las pestañas en el pliegue natural del ojo o dentro del párpado inferior.

Ten en cuenta que la blefaroplastia no elimina las ojeras ni las arrugas en los costados, y puede dejar pequeñas cicatrices. 

  • La piel flácida y el tejido graso sobrante se elimina, para luego asegurar los músculos del párpado. 
  • Para finalizar, los cortes se cierran con suturas.

Cuando el cirujano termina el procedimiento el paciente se traslada a la sala de recuperación donde estará unos minutos como medida preventiva por si surge alguna complicación. Pero normalmente se le da de alta el mismo día para continuar la recuperación en el hogar. 

Además, es normal que después de la cirugía se sientan algunas molestias temporales: 

  • Visión borrosa producto del ungüento lubricante que se aplica en los ojos
  • Ojos llorosos
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión doble
  • Párpados entumecidos o hinchados
  • Hinchazón y hematomas similares a tener un «ojo morado»
  • Dolor o molestias

¿Cuándo se debe hacer una blefaroplastia?

La cirugía de párpados puede ser una opción para ti si tienes: 

  • Exceso de piel y grasa alrededor de los ojos 
  • Exceso de piel en los párpados superiores que interfieren con la visión periférica
  • Flacidez en el párpado superior 
  • Bolsas prominentes bajo los ojos

La blefaroplastia es especialmente para remover el exceso de tejido de los párpados con el fin de levantarlos para mejorar la visión. Pero también rejuvenece la mirada.

Riesgos

Los posibles riesgos de la cirugía de párpados pueden ser:

  • Infección
  • Sangrado
  • Ojos secos e irritados
  • Dificultad para cerrar los ojos
  • Lesión en los músculos del ojo
  • Cambios de color en la piel alrededor de los ojos
  • Una cirugía de seguimiento
  • Riesgos relacionados con las cirugías en general como reacciones a la anestesia

Cuidados después de la cirugía, ¿qué no debes hacer? 

Como ya te hemos comentado la cirugía de párpados es rápida y ambulatoria, además, no es dolorosa y toma pocos días la recuperación.

Luego de que el cirujano de la aprobación de continuar la recuperación en casa, lo más probable es que recomiende lo siguiente:  

  • Utilizar compresas de hielo en los ojos durante 10 minutos cada hora la noche posterior a la cirugía.
  • No exponerse al sol ni a los rayos UVA. Siempre usar gafas de sol con los filtros adecuados
  • Limpiar con cuidado los párpados.
  • A algunos pacientes se les puede recetar ungüentos o gotas.
  • Evitar esfuerzos como levantar objetos pesados o el ejercicio con el fin de cuidar las suturas.
  • No fumar. 
  • No frotarse los ojos. 
  • No usar lentes de contacto por al menos dos semanas.

Resultados que se obtienen después de la blefaroplastia

Después de la recuperación de la operación de párpados lo que vas obtener es: 

  • Una mirada más joven.
  • Por supuesto, ya no hay exceso de piel ni de grasa alrededor de los ojos.
  • Un campo de visión sin obstrucción.

¡Ojo! Si alguna vez has escuchado que los resultados son temporales, te damos el parte de tranquilidad de que duran por muchos años. Esto lo confirma que sea una de los procedimientos más solicitados en el campo de la visión. 

Esperamos que este artículo te haya ayudado a aclarar las dudas más comunes sobre la cirugía de párpados. Si por el contrario aún tienes inquietudes, déjanos acá abajo un comentario y te ayudamos. 

Recuerda que la blefaroplastia es uno de los procedimientos que brindamos en nuestra clínica, contamos con especialistas aliados profesionales y con un amplía experiencia. Por lo tanto, si estás pensando en realizarte este procedimiento contáctanos dando clic aquí y pronto te estaremos respondiendo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio