¿Cómo mantener una buena visión?

¿Cómo mantener una buena visión? 8 consejos de cuidado visual

Existen hábitos y acciones que podemos hacer todos los días para cuidar nuestros ojos. Si quieres saber cómo hacerlo correctamente. ¡Lee a continuación estos consejos!

El estado de los ojos es una parte muy importante de nuestra salud, ya que más de la mitad de la información que recibimos del entorno es por ellos. Por eso, no es raro que la mayoría confiemos en la vista para ver y dar sentido al mundo que nos rodea.

No obstante, hay enfermedades que pueden conducir a la pérdida de la visión, incluso en algunas no lo percibimos hasta que es un poco tarde. Por lo tanto, los párpados, las pestañas, las cejas y las lágrimas no son suficientes para proteger los ojos, aspectos como la alimentación, usar gafas de sol, mantener una distancia adecuada de las pantallas, entre otros, son también cruciales.

¡Sigue detenidamente estos consejos!
1. Ir al oftalmólogo cada año

Poner cita cada año con el oftalmólogo es de las acciones preventivas más importantes que podemos hacer por nuestra salud visual, tanto en niños, adultos y ancianos. Esto se debe a que hay enfermedades visuales como el glaucoma, la retinopatía diabética y la degeneración macular asociada a la edad, que si se detectan a tiempo se pueden detener o ralentizar su progresión.

Ten en cuenta que estos y otros tipos de afecciones no presentan síntomas pero están ahí afectando poco a poco la visión, y con una revisión periódica se pueden tratar a tiempo. Por supuesto ante cualquier molestia o dolor se debe acudir de inmediato al oftalmólogo así no sea fecha prevista de revisión.

¿Eres de los que tiene gafas formuladas? También es crucial revisar tus ojos cada año, así sientas que estás viendo muy bien, ya que hay problemas que van aumentando paulatinamente y en dichos casos se debe regular la graduación.

2. Trabajar, leer y estudiar con la iluminación adecuada

Los expertos recomiendan que cuando realicemos actividades como leer o ver una pantalla -por un largo período de tiempo- se haga en espacios con buena iluminación natural, ya que esto evita la fatiga visual.

La luz directa en los ojos, los reflejos y las sombras hacen que el esfuerzo para ver bien sea mayor, y afectan más a la visión a largo plazo.

Consejo: si trabajas en casa adopta un espacio cerca a una ventana que te proporcione la suficiente luz natural, pero también evita trabajar con mucha iluminación solar, pues afecta a los ojos.

3. Trabaja el hábito de darle descansos a tus ojos

¿Alguna vez has sentido picazón en los ojos, lagrimeo o visión borrosa cuando llevas un largo período de tiempo frente a una pantalla, o de pronto leyendo? Se le conoce como fatiga visual.

Para aliviar la fatiga visual solo hay que tomar descansos periódicos mientras estamos haciendo dichas actividades. Si tienes que estar mucho tiempo frente a la pantalla levanta la vista y mira a otro lado un punto fijo durante unos segundos, esto lo puedes hacer cada 20 minutos.

También te recomendamos hacer estos ejercicios para aliviar la fatiga visual

4. Cuida tu visión periférica

Por lo general cuando vemos televisión nos centramos tanto en la pantalla que dejamos de percibir los movimientos que nos rodean, lo cual afecta a la visión periférica.

Con el fin de no perder la perspectiva de la visión periférica es importante que al ver televisión lo hagamos en una habitación con ventilación, humificada y con una pequeña lámpara encendida.

5. Cuida tus ojos del sol

En una publicación anterior, que puedes leer aquí, te contamos de los efectos del sol sobre los ojos, los cuales no son nada positivos, ya que los rayos ultravioleta los afectan bastante. Por eso, es esencial usar gafas de sol con los filtros UVA adecuados.

Usar gafas de sol -incluso cuando no hay mucho sol- también tiene el plus de proteger los ojos contra agentes ambientales poco amigables como el viento, pequeñas partículas del aire, o el humo.

6. Mantén la distancia adecuada de las pantallas

Seguro has escuchado que estar mucho tiempo y muy cerca de las pantallas digitales es dañino para los ojos. Sí lo es, principalmente porque genera fatiga visual, ojo seco, lagrimeo, dolor de cabeza, entre otros.

Por lo tanto, en el caso de la pantalla del computador, es adecuado mantener una distancia de 50 a 65 cms, además, de colocarlo a la misma altura de los ojos para no forzar la mirada hacia arriba o hacia abajo.

Consejo: mantén el brillo del computador medio, no muy alto ni muy bajo, usa un filtro o protector de pantalla, y si sientes que aún así te cansa la vista, ve a una cita y seguro te pueden recomendar gafas con filtro contra la luz azul.

Por otro lado, en el caso de las pantallas de televisión, lo ideal es que uno de 32 pulgadas esté dos metros de distancia y, uno de 46, a unos dos y medio.

7.Ten en cuenta también tu alimentación

Hay una frase que muchos escuchamos desde pequeños que dice: «coma zanahoria que eso le ayuda a ver bien». Algunos pueden decir que es puro mito de abuela, pero lo cierto es que una buena alimentación -y ciertos alimentos- son muy provechosos para la salud visual.

Por ejemplo, las verduras y frutas que contienen vitaminas A y C como zanahorias, arándanos, frutos rojos… y los alimentos con magnesio como los frutos secos ayudan a mantener una buena visión.

Además, los nutrientes como los ácidos grasos, el omega 3, la luteína, el zinc y las vitaminas C y E ayudan a prevenir los problemas de visión relacionados con la edad, como la degeneración macular y las cataratas.

Y en caso de ser diabético, hipertenso o tiene colesterol, cuidar la alimentación resulta especialmente importante.

Esta es una buena lista de alimentos que ayudan a cuidar los ojos:

  • ●  Verduras de hoja verde como espinacas, lechuga y col rizada.

  • ●  Salmón, atún y otros pescados grasos.

  • ●  Huevos, nueces, frijoles y otras fuentes de proteínas no cárnicas.

  • ●  Naranjas, mandarinas, toronjas y demás cítricos.

    Toma nota: una alimentación equilibrada ayuda a mantener un peso saludable. Esto reduce las probabilidades de obesidad y enfermedades relacionadas como la diabetes tipo 2, que es la principal causa de ceguera en los adultos.

    8. Ten en cuenta los exámenes de rigor según la edad

    Así como nos aplicamos vacunas cada cierta edad para evitar enfermedades, hay exámenes visuales que nos podemos hacer en determinados momentos para asegurar una buena salud visual.

¡Ojo! Este tipo de exámenes no reemplazan las consultas periódicas, revisa de nuevo el consejo 1 que allí está el por qué.

  • ●  A los recién nacidos se les suele hacer un examen para asegurar que todo está bien o detectar problemas estructurales o congénitos de visión.

  • ●  A los 3 años se puede hacer un examen para revisar que no haya defectos visuales, ya que si se detectan antes de los siete años pueden ser corregidos y no se corre el riesgo de que se convierta en un problema crónico.

  • ●  Hacer una revisión a los 7 años permite evitar problemas de déficit de atención provocados por problemas visuales o auditivos.

  • ●  Por lo general, en la adolescencia comienzan los problemas de miopía y detectarlos les evita problemas en el desarrollo escolar y profesional.

  • ●  Un examen visual en la etapa laboral es importante para evaluar la visión y determinar filtros o ayudas que se puedan requerir.

  • ●  A los 40 años se suele presentar la afección conocida como la presbicia, que se corrige con lentes de lectura.

    ¿Qué te parecieron estos consejos? ¿Ya aplicas alguno de ellos?

    Recuerda que si quedaste con alguna duda nos puedes dejar tus comentarios en la caja de abajo. Al igual que si quieres agendar una cita oftalmológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio