Persona con fotofobia

¿No soportas la luz? Se llama fotofobia

Es más común de lo que se piensa. Es una fuerte sensibilidad a la luz intensa, especialmente del sol, que no permite ni siquiera abrir los ojos. En algunos casos, puede aparecer dolor ocular intenso aún con la luz baja.

No es una enfermedad, pero sí puede ser un síntoma de una patología ocular o que afecte al sistema nervioso, como la migraña.

Puede resultar muy molesta y deteriorar tu calidad de vida y productividad. Puede ocasionar:

  • Sensibilidad intensa o dolorosa que obliga a entrecerrar los ojos.
  • Dolor de cabeza.
  • Enrojecimiento de ojos.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Ardor en los ojos.
  • Visión borrosa.

Puede suceder que la persona que la sufre necesite gafas oscuras hasta en entornos cerrados con la luz natural de intensidad moderada, es decir en un día nublado a la sombra.

La lista de causas puede ser extensa, desde inflamaciones hasta meningitis:

  • Uso excesivo de lentes de contacto o lentes de contacto mal ajustados.
  • Iritis o uveítis aguda (inflamación dentro del ojo).
  • Quemaduras en los ojos.
  • Abrasión y úlcera corneal.
  • Migraña.
  • El consumo de algunas drogas como anfetaminas, atropina, cocaína, ciclopentolato, idoxiuridina, fenilefrina, escopolamina, trifluridina, tropicamida y vidarabina.
  • Enfermedad, lesión o infección ocular como chalazión, epiescleritis y glaucoma.
  • Meningitis.

Cabe anotar que la dilatación de la pupila para exámenes oftálmicos causa esta sensibilidad severa, pero sin el compendio de síntomas anteriormente listados.

También pueden presentarse molestias similares en la recuperación de alguna cirugía ocular refractiva tras una operación de miopía, hipermetropía o astigmatismo.

Por todo esto, recalcamos de manera especial la necesidad de consulta al oftalmólogo. No debe esperarse a que los síntomas sean graves, constantes en el tiempo o que afecten la vida social, productiva y hasta la movilidad. No tardes en acudir al servicio médico si las molestias duran más de dos días.

Cuidados en casa

Para sentirte cómodo en tu hogar, te recomendamos tomar pequeñas acciones, que sarán alivio a la situación:

  • Oscurecer la habitación donde te encuentres.
  • Evitar sitios abiertos con luz solar, como patios y jardines.
  • Usar anteojos oscuros con protección UV, garantizada por una óptica.
  • Tomar pausas frecuentes para cerrar los ojos y descansar.

Estas medidas no pueden ser permanentes porque el ojo se adapta a la oscuridad, esto sin contar con los perjuicios que conllevan para la vida.

Por esto, consultar es la mejor solución. Estas medidas en casa deben ser aplicadas solo mientras esperas la cita.

El tratamiento depende del diagnóstico. Lo mejor es ponerse en manos de los profesionales en el menor tiempo posible.

Oftalmoservicios te espera en sus servicios médicos para aclarar tus dudas y brindarte el mejor tratamiento.

Nos encuentras en la carrera 98 #103 – 89, barrio La Chinita de Apartadó (Antioquia – Colombia), línea WhatsApp 3187278879.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio